Esta vez, el equipo de profesionales de Fribargras se ha desplazado hasta la calle Mayor (número 26) en Madrid para visitar la popular churrería la Tacita de Plata.

Esta pequeña churrería lleva abierta desde principios del siglo XX. El local se abrió con motivo de conmemorar la historia de una gran tradición familiar con más de 115 años de experiencia en el sector. A principios del año 1900 Florencio comenzó a vender churros por el centro de Madrid, iniciando una tradición laboral que pasará de padres a hijos hasta la actualidad, guardando en secreto la técnica y la receta artesanal para hacer los churros con chocolate al más puro estilo madrileño.

Su nombre originario viene de la churrería móvil que se ponía durante 1900 en las calles de Madrid.  A día de hoy, mantienen la tradición en honor a la dedicación que durante años esta familia ha cuidado.

Limpieza de campanas de cocina con Fribargras en la tacita de plata

La limpieza en las campanas de cocina profesional y en los ductos de extracción es un servicio indispensable para  mantener impecable una cocina y tenerla libre de grasa. Al dejar en manos profesionales esta limpieza no solamente estamos alargando la vida útil de la maquinaria sino que además es la única forma de ofrecer un  servicio óptimo a cada uno de nuestros clientes. La grasa acumulada puede ser un peligro para nuestro negocio ya que pude ocasionar hasta incendios. Además, hace que los conductos se vayan cerrando y de esta manera afecta al correcto funcionamiento de los sistemas de extracción. Es por eso mismo, que conseguir que tu cocina esté libre de grasas ayudará a optimizar el gasto energético.

Desde el equipo de Fribargras, damos las gracias a la churrería La Tacita de Plata por la confianza depositada en nosotros y os invitamos a visitar su gran local y probar uno de sus exquisitos chocolates con churros.

Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Más sobre nuestros cookies